lunes, 27 de junio de 2016

CXCIV

En tu respiración

No hay razón
Es trance y cansancio
Es deseo y apego
A vernos
Tan de pie
Tan de carne
Tan magros y maleables
En sórdida permanencia

Así
En regodeo
Entre ojos de piedra
Secas lenguas
Y trajes de ausencia

Sin poder dormir
Tampoco despertar
Sin poder esperar
Tampoco desgarrar

El tiempo es el laberinto
De los dioses hambrientos
De los gusanos tenaces
Del calor del silencio

En tu respiración no hay invierno.

Stéphanie Pau Tombetta