lunes, 31 de agosto de 2015

Mala formulación I

In absentia corporis


Fuera de mí —¿mí? ¿Qué «mí»? Si yo no me pronombre—. Fuera de todo —¿todo? ¿Qué «todo?» Si todo, nada—. 
Ya débil, caída, golpe de sismo. La suspensión perdió su libertad. Polvareda, se diluye en ella. 
Un blando movimiento —¿movimiento? ¿Qué «movimiento»? Si movimiento, inacción— y la fosa que cavó la ausencia —mía, de todxs, ¡mía!—.
Partículas, viento, otro soplido. Silencios anuncian, ¡gritan!, no hay volatilidad ulterior y algo dicen de un rumor, rumor de que algo a la noche le acaeció. ¿Sos vos? ¿Será que te habla?
Voces sin palabras se llenan la boca de quien pereció. Transparentes miradas de lo visto tornáronse blanquecinas, profundísimo blanco, lejano. 
De lo que veo: espejados ojos, mas no espejos. Masas cubiertas de musgo, putrefacción, inmovilidad —estadio simultáneo: movilidad—.
Y esta noche, bajo esta luna que en sangre —¿vino?— nos baña, sabernos nos quema.
Fulgurante tirana, obscenidad que nos funde para colisionar nuestras indecencias y perdernos, creernos, olvidarnos.
De un momento a otro.

Stéphanie Pau Tombetta

martes, 25 de agosto de 2015

CLIX

Sin reversa

Contra la caída del sol
Contra los nombres
Contra los sentidos
Contra este silencio que te llama
Contra esta llave que no te cierra
Contra la piel que me viste
Contra el verde profundo
Contra la mirada del cielo
Contra la lejanía
Contra el tiempo
Contra el regreso
Contra mí
Te quiero
Contracorriente
Contrarreloj
Contrapunto
A media voz
Vos que yo
Que yo te 
Absoluto.

Sin querer.


Stéphanie Pau Tombetta


lunes, 10 de agosto de 2015

CLVIII

Innominado —dice—


Invisibilidad hilada.
Visibilización: el sentir no dice.
Ni estructura ni orden.

Las tres de la madrugada.
Puedo no decir que extrañar me aplasta y me abandona.
Pero, a gritos, lo digo. Olvidé callar y pisar con mis pies.

En esta hora perdida.
Es el silencio el cóndor que naufraga
la profundidad de la luna, que a mi decir abreva.

La oscuridad me arrebata: no volveré a pronunciar.

Madrugada, semana.
¿Cómo sabrás que te sé? Si las palabras y el vuelo.
Si no lo sabés, ¿te sé? Si serenidad y transgresión.

Brisa crepuscular, último acorde: disipación de mi voz.



Stéphanie Pau Tombetta