martes, 23 de junio de 2015

CLIV

Negativo y privativo


Indiferencia. Insipidez.
Disonancia. Desimperio.
Desangra. Derrama.
Descomposición.
Miasma. Quien soy.
Quién.

¿Qué mirada es la que mirar me hace?
¿Qué mirar es el que doler me duele?
¿Qué dolor es el que yace?
Yo, estoico, yacido, yaciendo.

Yo... Yo.

¿Qué es lo que nunca dije?
¿Qué me dice que, alguna vez, dije?
Borde, agua, fuga.
Poder de palabra.
Ambición de silencio.
Pudiente quien haya dicho.

Las melodías aúllan.
Entonces melopea.
Entonces huella.
Entonces mar.

Muere. Despierta. Duerme.
Desluce. Destierra. Desespera.
A deshora. Desanda. Andate.



Stéphanie Pau Tombetta

domingo, 21 de junio de 2015

CLIII (de otro extracto extraído)

(...)
¿Bufones de quiénes?
¿De paso de qué lugar?
¿Horas de qué registro?
¿Llamadxs a qué final?

Sucumbe
a la forma
del lagrimal
del agua
del vapor
del infinito
del vacío.

Recuerdo que olvido
que ya después no
que los pájaros
que las palabras.

¡Ya entendí todo!
¡Qué más da!
¡No volveré a caer!
¡Jamás!

Stéphanie Pau Tombetta.


Escrito roto IV

Mi letra no me dice.
El chicoteo de la lluvia no me calla.
El cielo me anuncia que es tarde.
Quise escribir para contarte.

[Polvillo]

Stéphanie Pau Tombetta


jueves, 18 de junio de 2015

CLII

El espacio que dejé

Todo tu néctar de jardín marchito hurté.
Mastiqué tus espinas de amarillento pasto.
En este sol obsceno me despigmenté 
y son mis áridos pies los que apisonan tus llamas.
          
Mi rostro se desanda, desangra,
rostro que no supe lucir. 
Tampoco aprehendí la imposición.
Son mis deseos vitales los del apócrifo.

Noûs subyugante a la moral del exilio,
tan añejo como este disparatado fluir,
esta distante historia de enfrentamientos.
En vano, nos digo, nunca supe decirnos.
No más que en términos y miradas fulminantes.

Yo no sé de moral.
Yo no sé de saber.
Yo no sé de mirar.
Yo no.

No quedan más distancias que conservar.
Es que nos alcancé, nos sacudí, nos perdí.
No queda lejos, colgajos de infamia,
sólo la última prórroga de absolución.

Yo que vapor de decir.
Yo que fruto de humo.
Yo que espiral de vacío.
Yo que no volveré a ser llamado.


Stéphanie Pau Tombetta


miércoles, 17 de junio de 2015

CLI

After your gaze
Aquella infinita profundidad beberé,
con cuentagotas coleccionaré tus mareamiradas
—profanación, mas no abuso—.

¡No sólo profundidad!
Hasta la asfixia.
Dulce.
Pálida.

La niebla hizo al encuentro,
el encuentro pronunció al anhelo,
el anhelo cernió a mi desesperación,
mi desesperación es mi llamado
y mi llamado ignora distancias.

¡Y somos!
Ahora mismo.
¡Acá!
En ningún lugar.
¡Ahí!
En todos lados.

Respiración, sincronía,
mis sentidos se empañan.
En gotas, en caída
para inundarnos.
Que hasta la asfixia,
infinita profundidad beberé.

El ahogo devino en ufanía de ensueño.
¿Vergel surrealista?
Al narcotismo me aventás.



Stéphanie Pau Tombetta

domingo, 14 de junio de 2015

CL

¡No ha lugar!

Reclamo
Todos mis movimientos
Todas las sombras que me alejaron
Todas las caídas que me abrazaron
Todos los pasos que desandé
Todos los careos con mi inconsciente
Toda la desidia con la que miré
Toda la culpa que encaucé
Toda la vulnerabilidad que me arrebató
Toda la ausencia que representé
Todos los cuerpos rotos que fui
Toda mi carne despellejada
Todos los motes que me cerraron
Todas las huidas en que deserté
Toda mi cualidad de absurdo
Toda la lógica que malgasté
Todo el respeto que me falté
Reclamo
¡Todo!

Reclamo 
Mi génesis primigenia
Mis dolores yacidos
Mis quejas ardientes
Mi más prematuro insomnio
Mis pueriles sonrisas
El zenit de mi afán
La saña con la que duelo
Toda mi conciencia
Mi plena ignorancia
La perturbación de mi alma
Mi muerte entera y por partes
Mi obituario vacío
Mi obra póstuma
Reclamo desamor
Mas no aversión
Reclamo
¡Nada!

(El olvido clama por memoria).

Stéphanie Pau Tombetta.

miércoles, 10 de junio de 2015

CXLIX

Té negro

Las manos, tu autorreferencia.
Es tu licor el que aliña a la ausencia.
Áncora, mástil y emblema.

Sonata familiar,
sonidos, baja fidelidad
—ausente—.
Condena descartable nos fue fiada,
mas sin advertencias:
Elaboración artificial.
Fecha de vencimiento.

Artilugios pares del ensueño.
Identidades para regresar a la corporeidad.
Aullidos para respirar esquirlas de vidrio.
Vendaval para ulular nuestro crepitar.
Ecos para arremeter contra el caudal del olvido.
Narcóticos solamente para el deleite
—¿deleite? No goza quien no vive—.

En esta noche, en esta caída,
en este emporio de dolientes.
Aquella noche, entre aquellas caídas,
supimos que la inquisición había sido arrumbada.
¡Enhorabuena!
Nos batimos en retirada
y he allí la victoria en su pedestal.

Rocío y luna nueva para vegetar el jardín.
Hálitos frescos para la danza sepulcral.
Desviceración sin ton ni son,
sin vos ni yo.

Anaranjadas, rosadas,
rojizas, violáceas y azuladas
tintas esbozan al perpetuo firmamento.
¡Pero negro! Somos ese rejunte.
¡Oscurecimos! Somos la póstuma noche.
Allende el clamor de los famélicos.


Stéphanie Pau Tombetta




lunes, 8 de junio de 2015

Escrito roto III


Nunca se me ha dado bien con el contar.
Números agotados, palabras vaciadas.
Nunca se me ha dado bien con la estafa.
Mis nombres son espejos de una misma cara.
Quedate con el vuelto.

[Mancha de café]


Stéphanie Pau Tombetta

viernes, 5 de junio de 2015

CXLVIII

Si blablablibertblablabla

De qué libertad te llenabas la boca y escupías aquella noche,
si de una odisea de palabras estábamos siendo, 
si de halo lunar estábamos sobreviviendo,
si no fuimos aquel instante de nacimiento.

En qué parque recordás haber corrido,
si olvido emula memoria, 
si infancia ha muerto,
si frutos de la pródiga ilusión.

Con qué propósito fuimos de esa noche,
si neblina y no vuelo,
si luz condensada en oxígeno,
si la alianza fue el silencio,
si osadía de términos.

Qué nietzscheano.
Qué cartesiano.
Qué de todo y nada.

¿Absolutos?
¿Fracciones?
¿Fractales?



Stéphanie Pau Tombetta

martes, 2 de junio de 2015

CXLVII

Un momento, por favor. Ya me voy.

Bebo alcohol
Bebo mezquindad
Bebo sangre
y qué bien sabe el tinto
Bebo dolor
Bebo esto que soy
y lo que no
Bebo saber
Bebo culpa
Bebo saber que bebo.

¡Bebo!
Bebo para sentir que siento
malestar físico en las horas próximas, al menos
Bebo para anestesiar el sopor
un día mi nacimiento
Bebo para desdén vomitar
sin purificarme, ni siquiera pretenderlo
Bebo para ser, aun no siendo.

Bebo para no ver
desfigurados rostros de quienes seguimos
Empero para ver
infección que nos reza culminadxs
Bebo para permanecer, aun no queriendo
no-sí
Bebo para doler
me
Bebo para huir
me
Bebo para sobrevivir
Y ser
Aquel colofón nauseabundo.

¡Bebo!
Para abrirme
Para que la conciencia inconciencia
Para amar 
que la urgencia me urge
Para reincidir
espacio y tiempo, otro rato
Para irme
Así
Como respiro.

Sangremos
Servime en una copa
Manchame con tu carmesí
Salpicame tu noche
Abrámonos
No me bebas
Huí
¡Sobreviví!
Mas no te tomes todo esto
Muy en serio
Estoy ebrio
Porque bebo
Porque vacío.


Stéphanie Pau Tombetta